Piden al gobierno Mexicano cierre de plantas de Innophos por compra ilegal de roca fosfórica

Sayda Chiñas Córdova

Coatzacoalcos, Ver.-  La República Árabe Saharaui Democrática pidió al gobierno mexicano que cierre las operaciones de la empresa filial de Innophos Holding, ubicada en Coatzacoalcos, dedicada a la producción de sustancias fosfatadas, ya que  está importando cargamentos ilegales de roca fosfórica, extraídas de la zona ocupada del Sahara occidental.

La guerra entre  Ucrania y Rusia ha incrementado la demanda de  roca fosfórica para la elaboración de fertilizantes, esto también ha generado que se estén comerciando a un alto precio los yacimientos del Sahara Occidental, un territorio que está en disputa desde 1975, entre Marruecos y el   pueblo saharaui, liderado por el Frente Polisario.

Hawary Ahmed Moulud,  primer secretario de la Embajada de la República Árabe Saharaui Democrática en México, señaló que han notificado al gobierno mexicano de los cargamentos de roca fosfórica que estan ingresando  al puerto de Coatzacoalcos,   a las instalaciones de la empresa Innophos Fosfatados de México, la cual fue  parte de la empresa Fertimex, antes de la venta de la petroquímica secundaria.

Aunque reconocen que se trata de una filial norteamericana, han solicitado que se frenen  los embarques y se cancele la operación de esta empresa, ya que viola  acuerdos internacionales promovidos por el Pueblo Saharaui.

El diplomático indicó que  no quieren iniciar un  juicio o demanda internacional contra México pero si exigen que se frene el  ingreso de la roca  a sus puertos y se cancele la operación de esta empresa, ya que son recursos “manchados con sangre”.

“El Gobierno de México nos ha dicho que Innophos no es una empresa del estado; es una empresa americana -no es mexicana- lo cual eso nos garantiza que el propio gobierno mexicano no está violando la Ley ni está trayendo al país recursos ilegales a su territorio”.

Hawary Ahmed Moulud explicó que la República Árabe Saharaui Democrática no pretende iniciar un juicio internacional que complique al estado mexicano, pero si deben  tomar medidas para que no sigan saqueando la roca fosfórica.

“Es un fosfato manchado de sangre, es un fosfato que lo están trayendo los marroquís que incluso lo utilizan para ganar aliados políticos y a favor de su ocupación y eso no se debe de hacer”, insistió.

El funcionario saharaui recordó que existen 2 sentencias internacionales del tribunal de la Unión Europea que establecen que son ilegales las operaciones comerciales con productos extraídos de la zona ocupada del Sahara porque atentan contra la democracia y soberanía de un  pueblo que se autoproclama libre y que busca desde hace dos décadas realizar un  referéndum con su población para definir su destino.

Con base en estos argumentos internacionales, se han parado embarcaciones cargados con roca fosfórica en varios puntos del planeta y la venta de los recursos decomisados ha financiado a los campamentos de personas saharaui refugiadas por los conflictos bélicos y los ataques que hubo con napalm y fósforo blanco que mató al menos a 39 e hirió a más de 75, en los años setentas.

Marruecos al controlar el Sahara occidental  tiene el 70 por ciento de los recursos de roca fosfórica del mundo, un recurso que es fundamental para el desarrollo de los cultivos, y su otro competidor es Rusia.

Según cifras de Western Sahara Resource Watch, Innophos absorbió el 43  por ciento de toda la roca fosfórica del Sáhara Occidental vendido en el 2021, los  siete envíos que recibió durante los últimos cinco meses de 2021 sumaron más de 391 mil toneladas, más que cualquier otro importador del mundo.

Con el conflicto  bélico en Europa, la demanda del producto se ha incrementado y el gobierno marroquí construye un gran puerto para  procesar la roca y venderla en todo el mundo.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments