Ciudadanos protestaron por la inseguridad, señalan que ofenden las declaraciones del gobernador

Sayda Chiñas Córdova

Fotos: Chapuz

Coatzacoalcos, Ver.- Ciudadanos de Coatzacoalcos realizaron  una protesta frente al local comercial de la sastrería Paredes, donde  fue asesinado el dueño,  Francisco Javier Paredes, piden al alcalde, Amado Cruz Malpica y al gobierno estatal que se dejen  de confrontaciones y asuman su responsabilidad, pues aseguran que  los ofenden que los pongan como ciudad ejemplo cuando  no hay seguridad.

Varios ciudadanos, entre comerciantes y algunos representantes políticos se presentaron a la pequeña concentración para exigir mayor seguridad   e inversión en este rubro, para evitar que se sigan presentando  delitos de alto impacto como el homicidio doloso.

“Al gobernador de Veracruz  lo tienen en  una burbuja de cristal, al gobernador no le llegan  las noticias, solo le recordamos que  le quedan dos años en el gobierno y después va a ser un  apestado  en el gobierno sino cambia el rumbo”, refirió Moisés Zarco,  representante del comité de resistencia civil.

Los comerciantes  del primer cuadro de la ciudad indicaron que  los asaltos  son diarios en todo ese sector y muchos de ellos viven amenazados, el asesinato de su  compañero prendió  una alerta entre todos ellos y algunos  analizan cerrar sus locales

Norberto Santiago, quien tiene su negocio en la misma cuadra donde se presentó el asesinato, dijo que antes cerraban a las 20:00 horas, había seguridad para que la gente se pudiera mover, pero desde hace varios meses   empezaron a cerrar a las 17:00 horas, antes de que entre la noche.

Los  ciudadanos  pidieron a las autoridades que no quede impune el crimen del empresario  y no se presenten “chivos expiatorios” nada más para calmar las aguas.

Además criticaron  las confrontaciones    y los dimes y diretes entre  funcionarios, mientras  la violencia y la inseguridad se  apoderan de la ciudad.

Juan González Arjona, también comerciante del centro y quien  ha estado realizando una  memoria historia de los negocios más antiguos y emblemáticos,  indicó que  es muy probable que  la sastrería cierre sus puertas, luego de  trabajar  casi 90 años.

“No se vale que  90 años de trabajo venga alguien y lo quite de tajo, no se vale que nos digan que esta es una ciudad ejemplo, nos ofenden como ciudadanos, nos ofenden como comerciantes”.

Eduardo Campos, ex dirigente de la delegación local de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) pidió que  se instalen más equipos de video-vigilancia y que las corporaciones policiacas cuenten con mejor armamento.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments