Delegado del INPI reprime a Mujeres chinantecas que exigen acceso al agua en el poblado 1

Sayda Chiñas Córdova

Coatzacoalcos, ver

Mujeres chinantecas denunciaron  que el coordinador del Instituto nacional de Pueblos indígenas (INPI) en Uxpanapa, Juan Pablo Zamora Bonilla,   dio de baja del programa alimentario a sus hijos,  luego de que ellas se manifestaron para exigir un acceso justo al agua potable.

Desde hace varios años,  existe un conflicto en  el Poblado 1 de Villa Juárez, ya que Juan Pablo Zamora Bonilla se apropió del comité de agua potable y les cobra a los usuarios una gran suma de dinero por el  servicio y cuando alguien está en su contra, se las corta.

Los indígenas Chinantecos han exigido que este político haga un corte de caja, ya que tiene varios meses que  existe un adeudo con la CFE y se han presentado cortes, además de que tiene 15 años controlando el servicio de agua para sus fines políticos y económicos.

La semana  pasada,  un grupo de habitantes de esta localidad hicieron una manifestación en el palacio municipal y después tomaron las instalaciones del Pozo, ya que  no están de acuerdo  con  la operación del comité.

En esa manifestación varias mujeres exigieron su derecho al agua como bien para tener calidad de vida, muchas de ellas son  madres solteras que  tienen que mantener a sus hijos con sus labores en el campo.

Derivado de su participación en esta manifestación, Juan Pablo Zamora Bonilla, como titular del INPI, les quitó a sus hijos las becas del   Programa Alimentario Indígena como medida de presión para que paren sus manifestaciones.

Son  Nueve niños que necesitan este apoyo para seguir estudiando y ya no podrán estar en el albergue donde se les da comida y atención mientras sus padres están en sus faenas.

Mireya Clemente Agustín, mujer chinanteca de la Congregación Villa Juárez, dijo que  sus dos pequeños tenían el beneficio del Programa  y cuando fueron a dejar las boletas y la documentación para el nuevo ciclo escolar, les informaron que fueron dados de baja por orden de Zamora.

“Lo marcaron hasta de amarillo donde decía que ya estaban fuera nuestros hijos, pues yo lo único que le dije al Licenciado René cual era el motivo por que nuestros hijos habían quedado fuera, se empezó a reír y me dice – ahorita hablamos – pero después este funcionario federal confirmó que fue el encargado del INPI en Uxpanapa Juan Pablo Zamora Bonilla quien ordenó su baja”.

De igual manera, Mercedes Dávila Bolaños, quien también es madre soltera de dos niños denunció que ella fue dada de baja del programa del albergue de su comunidad sin explicación alguna, pero asegura fue por pelear el derecho al agua para ella y sus hijos.

Otra de las madres presentes, aseguró que su hijo cumple con la condición de ser un niño indígena pues es hijo de padre chinanteco y además entiende su lengua materna, pero también fue objeto de discriminación por reclamar el agua para su comunidad.

Juan Pablo Zamora Bonilla, es un político local que ha sido agente municipal del Poblado 1, tiene  más de una década que controla el servicio del agua  a los habitantes; perteneció al grupo político de Flavino Ríos, del PRI y desde hace unos meses  se pasó a Morena y fue premiado con  la representación del INPI.

La población de esa localidad señaló que desde que  subió como funcionario del gobierno federal la represión ha crecido contra ellos, ahora contra mujeres y niños.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments