FGR detuvo a Jesús Murillo por caso Ayotzinapa y liberó otras 70 órdenes de aprehensión

Ciudad de México.-  José Murillo Karam, ex fiscal federal fue detenido por los delitos de desaparición forzada, tortura y obstrucción a la justicia por el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno dijo que su detención  obedece a una embestida política.

El que fuera fiscal general de México fue capturado  en la ciudad de México, esto luego de que  se dieran a conocer los resultados del comité de la verdad  que se formó para este caso, el cual concluyó que la verdad histórica contada desde la fiscalía fue falsa.

Este comité   presentó información que  hubo persecución y secuestro de los estudiantes de Magisterio, así como una cadena de negligencias en la investigación, lo cual constituyó “un crimen de Estado”.

La Fiscalía de Justicia  emitió una orden de detención contra 20 mandos militares y personal de tropa de los batallones de la ciudad de Iguala, en Guerrero, donde sucedió la persecución de los jóvenes.

También contra así cinco autoridades administrativas y judiciales del estado de Guerrero; 26 policías de Huitzuco; seis de Iguala y uno de Cocula; además de otros 11 policías estatales de Guerrero y 14 miembros del grupo criminal Guerreros Unidos.

“Los delitos por los que se libraron las órdenes de aprehensión son por delincuencia organizada, desaparición forzada, tortura, homicidio y delitos contra la administración de justicia”, señala el comunicado de la institución.

Murillo Karam, es el primer político de alto nivel enfrentará cargos por este tema, aunque la cadena de mando involucra al general Salvador Cienfuegos y el propio presidente de la república, Enrique Peña.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), el grupo político del exfiscal, ha reaccionado contra la captura: “La detención de Jesús Murillo Karam responde más a un tema político, que de justicia. Esta acción no da respuesta a las familias de las víctimas. Esperamos que las autoridades dejen de ejercer acciones selectivas y den con los responsables materiales de los hechos”,

Por su parte, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno dijo que inaceptable que el Gobierno Federal persiga a exfuncionarios públicos como Jesús Murillo Karam, que buscaron resolver y procurar justicia en un caso tan relevante y triste como el de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

“Su detención es una señal de que el Gobierno no busca dar justicia a los familiares de los jóvenes ni certeza al país. Acciones como esta buscan distraernos de las crisis de inseguridad, inflación, desempleo, pobreza y de la crisis en el sistema de salud pública del país”, escribió en sus redes sociales.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments